Otras ciudades que visitarSierra Mágina

Albanchez de Mágina

Albanchez de Mágina

Unos de los pueblos más emblemáticos de la Sierra de Mágina y que como dato curioso, hasta el año 2000 se denominó Albanchez de Úbeda. Su historia se atisba solamente con ver su paisaje ya que la localidad se distribuye desde los pies del castillo, ubicado sobre la roca.

Sus orígenes se atribuyen a la Edad del Cobre, y si bien es cierto que se ha constatado presencia de los íberos y romanos. Pero es ya entre los Siglos VII y IX en época musulmana, donde la población se desarrolla más. Tras ser un punto con una buena defensa, tras la reconquista, en 1309, el rey Fernando IV otorga a la villa a la Orden de Santiago. Lo cual originó la Encomienda de Bedmar y Albdnchez. Así pues, estaba unido al poblamiento de Bedmar hasta que el infante Don Enrique de Aragón autoriza su separación en 1419. Es una gran época para el municipio gracias al aumento de la población y el éxito de la agricultura en la zona. Posteriormente, ya en el Siglo XVII sufrirá un periodo de decadencia generando el deterioro de su castillo y de su iglesia.

Castillo de albanchez - Albanchez de Mágina
OLYMPUS DIGITAL CAMERA

Y estos dos son los elementos monumentales más importantes del pueblo. Comenzando la descripción de su Castillo, se alza en la zona alta de la localidad y en el pasado destacó por su gran posición defensiva y su difícil acceso para un asedio o ataque.  Desde él se controlan otros municipios de la zona, así como el río Garciez. En 1338 se vendió a Úbeda por parte del Señorío de Jódar, su propietario hasta entonces. La estructura del mismo, aglutina dos núcleos, de formas geométricas más rectangulares, cuenta con saeteras, cámaras, bóvedas, esquinas redondeadas y patio interior.

El otro monumento que es epicentro de la localidad es la Parroquia de Nuestra Señora de la Asunción. Destaca sus rasgos de tipo renacentista, caracterizado por su austeridad y sencillez. Su fachada consta de un sencillo vano de medio punto sobre pilastras toscanas. En su interior destaca una capilla de Francisco de Paula y una pila bautismal del siglo XIV.

Una bonita población para pasear por sus calles y disfrutar de su maravilloso paisaje. Además se encuentra a menos de una hora de Úbeda y Baeza, con lo que puedes compaginar una escapada con tu visita a las ciudades patrimoniales.