Leyendas e historias

La leyenda del Cristo de los 4 Clavos

IMG 20200505 202005 - La leyenda del Cristo de los 4 Clavos

Hace unos dias hacia una encuesta en redes sociales sobre qué temas interesaban sobre Úbeda y Baeza, la mayoría contesto que leyendas y curiosidades. Con lo que voy a relataros una de las que suelo contar en las visitas guiadas a Úbeda.

Todo empieza en el interior de la Basílica de Santa Maria de los Reales Alcázares, en su altar mayor hay un cristo de pose retorcida, lo conocemos como EL CRISTO DE LOS CUATRO CLAVOS. Evidentemente doy dos teorías sobre la torsión del cuerpo, la iconográfica que tiene que ver con el estilo imperante en la época en la que se realizó la escultura. Y la leyenda que nos cuentan en Úbeda desde pequeños.

10945686 1046902092002669 1041321574434949893 n - La leyenda del Cristo de los 4 Clavos

Una familia dedicada a la sastrería, tenía dos hijos Paco y Miguel, ambos quedaron prendados de la misma moza, Juana. Siendo el mayor quien consiguiera casarse con ella. El menor abandonó la ciudad para poder olvidarse de su gran amor. El matrimonio se hizo cargo de la sastrería y entre Juana y Paco, sacaban adelante el trabajo. La clientela fue creciendo y tuvieron que trabajar día y noche, ya que el marido no quería contratar un aprendiz. Un día Paco murió, antes de eso, le había hecho prometer a Juana en su lecho de muerte que no volvería a casarse. La viuda decidió hacerse cargo del negocio familiar, y demostrar a todos que podía valerse por sí misma. Ya que en su intención estaba no faltar a la promesa realizada a su esposo.

Para el sepelio vuelve Manuel (el hermano de Paco), que había vivido largo tiempo fuera de Úbeda. Seguía enamorado de Juana, e intenta cortejarla. Ella no acepta ninguno de las peticiones y siempre daba una negativa por respuesta. Al cabo de un tiempo los rumores falsos de relación entre ellos, hicieron que perdiera su clientela. Para poder alimentar a sus hijos, Juana pensó en vender su casa para poder subsistir, pero al buscar las escrituras de propiedad, no aparecían. Busco y busco, pero no las encontró. En su mente, que Miguel las había robado. Se armó de valor y se dirigió al hostal donde se hospedaba, pero nada encontró.

Desesperada decide ir a rezarle al Cristo al que el matrimonio era sumamente devoto. Llorando le pedía que apareciera el documento que ella a cambio daba su vida, después de un rato, llorando y llorando, el cuerpo del cristo empezó a moverse. Y entre el cuerpo y la cruz cayeron las escrituras de propiedad de la casa. Juana recupero el documento y el cuerpo del cristo se quedó tal y como podemos verlo.

Un cristo milagroso del que hablamos en nuestras visitas guiadas a Úbeda, si te gustan las Leyendas y la historia no te pierdas nuestras visitas temáticas, por la increíble y monumental ciudad de Úbeda.