Historia de las ciudades

El papel de la mujer a lo largo de la Historia II

mujer antiguedad - El papel de la mujer a lo largo de la Historia II

Arrancamos este nuevo artículo sobre la mujer, desde donde nos quedamos damos por finalizada la Edad Media y comenzamos una etapa auspiciada por la corriente humanista, el Renacimiento. Durante el renacimiento se mantiene la misma estructura familiar que en épocas anteriores, pero quizá con algo más de libertad para las mujeres de la cumbre social.

Para la mujer solo había dos opciones consideradas dignas, casarse o ser monja. Y las demás eran tachadas de solteronas, madres solteras o rameras. El papel de la mujer, según la bibliografía, quedaba reducida al ámbito doméstico, solo salida a la calle a los oficios y acompañada. Era una sociedad que intentaba marginar a la mujer de la educación y la cultura, puesto que para ser considerada “la perfecta casada” solo era necesario controlar las labores domésticas.

Ciertamente se trata de un periodo contradictorio, puesto que en diferentes artículos se habla de una etapa en la que las mujeres quedan relegadas al espacio familiar y otros estudios, en el que se refleja que hubo mujeres que accedieron a estudios universitarios e incluso como llegaron a ser profesoras de universidad. Podéis leer más sobre este tema en el artículo de esta web “Mujeres universitarias en Úbeda y Baeza”.

mujer pasado 300x200 - El papel de la mujer a lo largo de la Historia II

En el mundo rural la mano de obra en el campo seguía basada en el trabajo de las mujeres, tanto las labores agrícolas como las manufacturas caseras. En siglos posteriores XVII y XVIII se ampliaron los trabajos a encajes y bordados, dicha industria que quedó en manos femeninas por la posibilidad de realizarlas en el hogar.

Las mujeres participaban en escaso número en la actividad productiva de las ciudades y las que trabajaban, en su mayoría, lo hacían como personal de servicio. Con frecuencia eran objeto de explotación económica y sexual por parte de sus patronos.

A finales del siglo XVIII, Mary Wollstonecraft escribió “Vindicación de los derechos de la mujer”. En ella se hacía una defensa de los derechos de las mujeres, se puede tomar como el comienzo del movimiento feminista contemporáneo, ya que en ella se defiende el derecho al trabajo igualitario, a la educación de las mujeres y a su participación en la vida pública.

La llegada del siglo XIX, trae cambios de gran calado, en los ámbitos ideológico, económico y social. Los movimientos feministas se concentraron en conseguir el sufragio para las mujeres.

El siguiente siglo se caracteriza por la incorporación masiva de las mujeres al mundo laboral, debido a las dos guerras mundiales, y la marcha del hombre al combate. Poco a poco se fueron añadiendo al sector laborar en todos los ámbitos, no sin problemas. Aun hoy todavía no se ha alcanzado la igualdad real, siendo un tema en el que se sigue trabajado.

En definitiva, es un tema que siempre sale a lo largo de la visita guiada tanto a Úbeda como a Baeza, en función de los espacios que visitemos. Mujeres de la nobleza y mujeres del pueblo que intentaron mejorar las condiciones de vida de generaciones futuras.