Museo Arqueológico de Úbeda

Publicada en Publicada en Qué ver en Úbeda

Este Museo se creó por decreto en 1972, como Sección del Museo de Jaén, pero no fue inaugurado hasta 1973. La sede elegida fue una antigua casa mudéjar, descubierta años antes en el transcurso de unas obras en la zona. Rafael Vañó Silvestre, será su fundador y primer director, el cedería su colección particular. A la que se sumarian otras piezas arqueológicas del Museo de Jaén.

Patio de la Casa MudejarPara entender el edificio es fundamental hablar de su ubicación en la antigua colación de San Pablo, es un tortuoso entramado de estrechos cajones, siendo un interesante ejemplar de arquitectura doméstica mudéjar, de entre los siglos XIV y XV. Gira en torno a un patio central, con cuatro galerías abiertas a las que se abren las distintas dependencias. Las salas se distribuyen en torno al patio.

Exterior de la Casa Mudejar

El espacio expositivo se recomienda comenzar por la planta baja, bajo la arquería, podemos conocer algo más de la historia de la Casa antes de dedicarse a Museo y una serie de grandes vasijas.

A continuación seguimos por la sala de Prehistoria, el entrepatio y ya en la primera planta, visitar la sala ibérica y de colonizaciones, siguiendo con la visigoda y musulmana. Sigue un criterio de ordenación cronológica de las piezas, aunque, por razones de espacio, las piezas de gran envergadura, como los leones, elementos arquitectónicos y lápidas de época romana o los grandes molinos ibéricos se sitúan en la planta baja.

Es interesante hacer un pequeño resumen de las principales piezas expuestas y encontradas en yacimientos cercanos a Úbeda. En las Eras del Alcazar apareció, el Ídolo de Hueso, fechado en la Edad de Cobre y realizado en hueso de cabra u oveja. En el que se aprecian unas pequeñas incisiones e incluso ojos de gran tamaño.

Idolo de hueso del Museo de Úbeda

Y en el Cortijo de Doña Aldonza, la Cabeza Ibérica, de unos 32 cm de altura, representa un busto femenino con tocado o diadema y pelo ondulado. De época romana, la Estela funeraria, hallada en el Cortijo del Chantre, en piedra caliza y dedicada una matrona muerta de parto. Y para finalizar, la Cabeza del Sileno, también de periodo romano y descubierta en el Cortijo de Doña Aldonza, pieza rectangular con relieve en el que se representa una cabeza un Sileno o sátiro con ojos saltones.

Cabeza de Sileno, Museo Arqueologico de Ubeda

Ojalá este artículo sirva para aumentar las visitas a este centro, que en 2013 ha cumplido sus cuarenta años de andadura. Un espacio que en el que propios y turistas descubrirán no solo los inicios de Úbeda sino también de la rica provincia de Jaén.