La Puerta de Granada, su Tesoro escondido

Publicada en Publicada en Qué ver en Úbeda

Las murallas de la ciudad proceden en su mayor parte del siglo X, fueron citadas en varias fuentes por su grandiosidad, ya que estaba formada por dos recintos defensivos. Se accedía a la ciudadela por alguna de sus nueve puertas y era defendida por varios torreones.

A día de hoy solo se conserva el anillo exterior defensivo y alguna de sus puertas y torreones. Una de las mejor conservadas es la Puerta de Granada, denominada así por ser la salida hacia el antiguo Camino Real de Granada. Es de pequeño tamaño y un sencillo arco de medio punto, situada en la misma línea de la muralla, junto a ella, también adosado al muro y delante de un gran arco cegado de descarga, se localiza un pilar abrevadero seguramente de la misma época y aún hoy en uso. Parece ser que hubo una puerta anterior que está cegada, de la que quedan huellas al lado de la actual y que estaba defendida desde el adarve por un matacán.

Puerta-de-Granada-IMG_0111

Esta puerta, que en la actualidad se conserva en perfecto estado, forma parte de la muralla de origen árabe. Cuenta la tradición popular que por ella paso Isabel la Catolica, tras dormir en el Convento de Santa Clara, de camino hacia el último reducto de civilización árabe, Granada. Dice la leyenda que existe un tesoro escondido cerca de la puerta y que sólo aquella persona que consiga comerse una granada, bajo el dintel de la puerta sin que se le caiga un grano al suelo descubrirá el suntuoso tesoro.

9fz8me