semana santa3 - La Catedral de Baeza

La Catedral de Baeza

Publicada en Publicada en Qué ver en Baeza

Sabemos que en el lugar donde se asienta la actual Catedral de Baeza antes hubo un templo romano pagano y luego cristiano. Sobre él los árabes edificaron una mezquita aljama que en poco tiempo pasó a ser templo cristiano y mezquita hasta la reconquista definitiva en el siglo XIII, por lo que Fernando III El Santo hará de este lugar un templo cristiano,bajo la advocación de “Nuestra Señora de la Anunciación”.

Debemos a Andrés de Valdelvira la reconstrucción y adaptación en el siglo XVI al nuevo estilo renacentista, aprovecha los pilares góticos y alguno más que hubo de hacer, añadiéndoles capiteles y entablamentos platerescos sobre los que hizo arrancar las bóvedas baídas que sustituyeron a las derrumbadas de crucería, de las que se conservan los dos primeros tramos. Es curiosa la solución dada al arco central del crucero para pasar del arco apuntado al medio punto: suplementando los entablamentos afrontados de los pilares gruesos con un nuevo friso decorado con figurillas.semana santa3El exterior destaca por su falta de homogeneidad. La fachada principal da a la plaza de Santa María. Sigue las trazas de Juan Bautista Villalpando, es una lonja de triple acceso. Se halla flanqueada por pilastras lisas pareadas con capiteles corintios, entre los cuales hay dos hornacinas. El cuerpo superior, entre pináculos y dos pilastras semejantes a las anteriores, ostenta un hermoso relieve con la Natividad de la Virgen y cuya traza se debe al jesuita baezano Jerónimo del Prado, inspirado sin la menor duda en un tema igual del pintor italiano Zúccaro.

semana santaEntre la puerta y la torre se encuentra un muro antiguo reforzado, donde se abría la anterior puerta gótica, inmediata a la actual, de la que se conserva un arco apuntado de puntas de diamante cobijando una capillita renacentista con una buena escultura de la Virgen. Las ventanas superiores de este muro con ordenación paladina y rematadas con frontón cerrado son del último cuarto del XVI.

En el extremo noroeste se levanta la torre de planta cuadrada, obra árabe en su origen, seguramente alminar de la mezquita principal. Sobre la base árabe de esta torre se edificó años después, se renovó totalmente el segundo cuerpo, pero entre 1832 y 1862 se arruinó, iniciándose una nueva reconstrucción que no llegó a terminarse, hasta que finalmente, se terminó con arreglo al proyecto del arquitecto don Francisco Prieto Moreno.

La fachada oeste, pegada a la torre, pero sin trabazón con ella, contiene los elementos más antiguos del recinto, excluido el arranque de la torre. En primer lugar la puerta de la Luna, ejemplar muy curioso de mudejarismo del siglo XIII; consta de un arco lobulado de herradura, ligeramente apuntado, y por cuyo intradós corre una doble moldura de perfil románico; el alfiz está señalado por un simple rebaje en el muro. Sobre la puerta, un hermoso rosetón gótico del siglo XIV con puntas de diamante, hojas y cabezas. Finalmente, el muro sur, muy irregular, nos ofrece una puerta gótica de finales del XV, de doble arco; el superior, forma un conopio adornado con cardinas y rematado en florón y en el interior, cortinado, entre dos haces de columnillas. Es la Puerta del Perdón que da acceso al claustro. Encima de esta puerta un alero muy volado y valiente; consta de diez hiladas, siete de ladrillos rojos y blancos, alternados, y tres de tejas.

La Catedral de Baeza es una parada ineludible en el turismo de la ciudad, fácilmente puedes pasar una bonita hora admirando su majestuosidad en la visita a Baeza.