Alcalá la Real y su castillo

Publicada en Publicada en Otras ciudades que visitar

En este artículo haremos una breve introducción histórica de Alcalá y de sus alrededores, para pasar a tratar su principal monumento, el castillo de la Mota. La ciudad queda situada sobre el Cerro del La Mota, lo que le confiere una posición estratégica. Al igual que otras localidades de la provincia se encuentran restos prehistóricos de varias etapas, además de materiales del paso de otras civilizaciones posteriores.

El nombre de la localidad, procede de época musulmana y significa, población fortificada, en alusión a su Castillo, último baluarte defensivo antes de penetrar en el reino nazarita de Granada. Durante la Edad Media, su castillo fue centro religioso, político, militar y económico, de un número importante de localidades cercanas.

A partir del siglo XVI, la ciudad comienza su crecimiento fuera de la fortaleza, debido al auge económico tras la conquista de Granada. Se da entonces una proliferación de iglesias y conventos que hacen cambiar la fisonomía de la ciudad. El nuevo foco de la ciudad que vuelve a crecer durante el siglo XVII, se conocía como El Llanillo. La ruptura casi definitiva de la Mota y el Llanillo se dan en el siglo XVIII, por plantearse un pleito entre la Abadia y el municipio, por el derribo del antiguo presidio y otras edificaciones públicas, lo que conllevó el despoblamiento de las viviendas que aún quedaban en la acrópolis y su iglesia mayor quedaba, por ende, aislada dejando de ser el centro de todas las celebraciones religiosas.

En este artículo trataremos de acercar a todo aquel interesado, el principal edificio de Alcalá, que es como, ya hemos mencionado, La Fortaleza de La Mota, apoyada por atalayas, posee uno de los más complejos sistemas defensivos de Al- Andalus, sino también una modélica ciudad con alcazaba, zona residencial, área comercial. La mezquita mayor se sitúa en el centro de la fortaleza y en sus inmediaciones las dos plazas principales de la medina.

Castillo de la Mota

Toda ella quedaba rodeada por un triple cinturón amurallado, conservado en gran parte, hoy día, se dice que en su zona más antigua puede pertenecer a periodo ibero o visigodo. De las siete puertas de acceso al recinto, solo se conservan tres: la Puerta de las Lanzas, la de la Imagen y la del Peso de Harina. Y defendiendo el conjunto diferentes torres, entre ellas la de la Imagen, la del Homenaje, la de la Vela, la de la Mocha y la de la Cárcel, destaca por ser una de las mejores muestras de arquitectura militar musulmana en Andalucía. En la zona residencial podemos distinguir viviendas, vías de acceso y los espacios públicos, donde estaría el zoco, el hamman. Fuera de la ciudad amurallada se edificarían los arrabales o barrios nuevos con una muralla propia, lo que atestigua el poder económico de la ciudad.

Entre ellos, el más destacado de los arrabales, es el de Santo Domingo, del que no conocemos su origen, posiblemente época califal. Dicho arrabal funcionaba como una ciudad independiente, rodeada por una muralla defendida con torreones, con su propia mezquita, en la que actualmente, se levanta la Iglesia de Santo Domingo. A los pies de la muralla oriental, fue fundada por Alfonso XI, sobre la mezquita del arrabal viejo, siendo una de las Iglesias más antiguas de Alcalá. De planta basilical de tres naves, cuenta con una profunda capilla mayor de testero plano cubierta con bóveda de crucería. La sacristía y torre fueron ejecutadas ambas en el siglo XVI. Queda mal parada tras la Guerra Civil y continua en un estado de conservación mejorable como el resto del conjunto monumental de la Mota.

Y dominando la fortaleza se hallaba la Iglesia Mayor Abacial de Santa Maria de la Mota, símbolo de la conquista cristiana y sede de la Abadia Real. Presenta una evolución de varias fases de construcción, pero nos quedamos con que su planta queda organizada en tres naves, separadas por pilares que sustentan bóvedas de crucería estrellada. Completada con decoración plateresca, a base de heráldica, rosetas, veneras o molduras. Cabe destacar la Capilla Bautismal, precedida por una bella portada, decorada en sus enjutas con relieves circulares con las efigies de Diego de Siloé y su esposa. También destacamos la Capilla del Deán, de carácter funerario y situada en el costado sur, pertenece a la primitiva construcción, corresponde a un gótico tardío. La portada de los pies, ubicada entre dos contrafuertes, cobijada por un arco carpanel rematado por una cornisa. La portada es un arco de medio punto, con gran decoración en su rosca e intradós, flanqueado por columnas y hornacinas.

Iglesia Abacial

Este es uno de los mayores atractivos turísticos de esta localidad pero no el único que dejamos reservado para artículos posteriores. Invitamos a todo aquel apasionado por el mundo de los castillos y fortalezas que no deje de visitarlo.