Cristo de la Sangre del barroco granadino

Historia de la Semana Santa baezana

Publicada en Publicada en Historia de las ciudades

 

La Semana Santa baezana, declarada de Interés Turístico Nacional y de Interés Turístico Nacional en Andalucia, nace en el siglo XVI, coincidiendo con el Concilio de Trento. Cofradias surgidas en ese momento; la Vera Cruz en el Convento Franciscano, las Angustias en el Convento de la Victoria, la Humildad en la Trinidad calzada y el Paso en el Convento de San Basilio de la mano de San Juan de la Cruz.

Ya en el siglo XVII, sumamos otras cofradias de pasión como son la Expiración y la Sangre de Cristo, ambos crucificados barrocos, uno del convento mercedario y otro del trinitario. Con la Orden de los predicadores y en Santo Domingo, el Santo Entierro y en San Basilio, el Cristo de la Caida, cuya autoria se achaca a la gubia de José de Mora. La imagen de Maria Santisima en sus Siete Dolores, acercando y aumentando el fervor mariano en todas las Cofradias. Y sin una fecha concreta quedan el Rescate, del Convento de Trinitarios descalzos y del desaparecida Parroquia de San Vicente, la Columna.

Cristo de la Sangre del barroco granadino

La Oración en el Huerto de los Olivos, el Descendimiento y la Soledad, tienen sus inicios en el siglo XIX. Tambíen en esta época empieza a interpretarse en la Santa Iglesia Catedral, el Miserere, compuesto por Hilarión Eslava y que se ha convertido en uno de los hitos de los Martes Santos dentro de la Semana Santa de Baeza.

Cofradia de la Buena Muerte

Del siglo pasado, el Resucitado, la Borriquita, el Calvario, las Escuelas, la Buena Muerte y la Santa Cena, que vienen a completar la pasión, muerte y resurrección de Cristo.

Santa Cena del Domingo de Ramos

El gran número de Cofradias, demuestran el sentir religioso del pueblo baezano, amante de su tradición, desde hace cinco siglos y que este año entre los días 13 al 20 de abril, vivirá la Pasión de Nuestro Señor junto a todo aquel visitante que llegue a la zona esos días de fervor.