Qué ver en Úbeda

La Capilla del Salvador, la joya del renacimiento ubetense

Capilla del Salvador - La Capilla del Salvador, la joya del renacimiento ubetense

La Sacra Capilla del Salvador del Mundo, es un edificio que fue mandado construir por Francisco de los Cobos, secretario personal de Carlos I. Se comienza a construir tras la bula concedida por el Papa Paulo III en 1535. Es una de las obras cumbres de renacimiento español, visita obligada para todo aquel que visita Úbeda.

El proyecto se completaría con la fundación de una Universidad y un Convento de religiosos (Hospital de los Honrados Viejos del Salvador). Con la muerte del fundador estos proyectos no se llegan a finalizar, quedando reducido a un centro de estudio donde se impartirían enseñanzas multidisciplinares. Siendo Maria de Mendoza, la mujer de Cobos, la encargada de finalizar las obras del edificio.

Para ejecutar el proyecto de La Capilla, se contrata a Diego de Siloe, este se inspira para realizar el proyecto, en la planta de la Catedral de Granada, que a su vez se había inspirado en el Santo Sepulcro de Jerusalén. Desde 1540, se hace cargo de la obra Andrés de Vandelvira, que además se encargó de realizar el proyecto de la nueva Sacrista. La planta se realiza con una concepción humanista (tomando como referencia las proporciones del cuerpo humano), con la combinación de dos formas geométricas puras; circulo y rectangular. Los dos espacios, el basilical y el sepulcral, quedan divididos por una gran reja realizada por Francisco de Villalpando. La Cabecera es circular, cubierta con cúpula y al otro lado una planta rectangular con capillas en los laterales.

Exterior de la Capilla del Salvador - La Capilla del Salvador, la joya del renacimiento ubetense

La rotonda queda presidida por el grupo escultórico de la Transfiguración de Jesús en el Monte Tabor, realizado por Alonso de Berruguete en 1559 (durante la Guerra Civil quedo solo a salvo la imagen de Jesús, el resto fueron realizadas a posteriori por Juan Luis Vasallo). El conjunto de la Transfiguración queda coronado por un gran telón añadido en el Siglo XVII. A ambos lados de la citada representación en hornacinas aparecen los Evangelistas. Quizá lo más llamativo de la rotonda es el suelo ajedrezado que dirige su vista desde la entrada del enterramiento hasta una estrella central delante del Altar Mayor. En los laterales aparecen dos retablos del Siglo XVIII, realizados por Agustín Jurado, dedicados a la Virgen María y a San José.

La Sacristía, fue proyectada y levantada por Andrés de Vandelvira. Consiste en un espacio rectangular oblicuo con respecto a la plata central. La entrada en esviaje (esquinada) ejecutada por Vandelvira, viene a salvar la convergencia de dos muros de carga del edifico. Para ello usa la técnica de la estereotomía (corte de piedra). Queda la entrada decorada con esculturas de Cariátides realizadas por Esteban Jamete, que es el escultor que esculpe todo el proyecto escultórico de la Capilla. Sobre la puerta la representación de la Leyenda Dorada de Santiago de la Vorágine.

Sacristía del Salvador - La Capilla del Salvador, la joya del renacimiento ubetense

Al acceder al interior de la Sacristía vemos un espacio rectangular cubierto por bóvedas vaídas (similares a un pañuelo lanzado al aire y sujeto por los cuatro picos), propias de la arquitectura de Andres de Vandelvira. En cuanto al programa iconográfico conecta la vida terrena con la vida celestial. A través de vicios y virtudes (defectos y cualidades del ser humano), en medallones circulares, a continuación las columnas con formas de hombres (atlantes) y formas de mujer (cariátides), representan las civilizaciones del pasado. Si seguimos hacia arriba las sibilas o pitonisas que conectan con los medallones en los que aparecen los fundadores y los escudos de su linaje.

Retablo de la Capilla del Salvador - La Capilla del Salvador, la joya del renacimiento ubetense

En la visita guiada al interior, lo que me gusta es explicar el significado real del edifico más allá de la descripción artística y de estilo, hablamos del personaje, de su mentalidad, de su miedo a la muerte… de la iconografía…no debes perderte este edificio si vienes por la zona. Vive Úbeda!! Vive su Patrimonio!!