La Loma y Las VillasOtras ciudades que visitar

Villanueva del Arzobispo

Villanueva del Arzobispo - Villanueva del Arzobispo

Villanueva del Arzobispo es una localidad de la comarca de Las Villas y que incluye también las localidades de Gútar y Barranco de la Montesina. Se encuentra a una media hora de Úbeda y Baeza.

Sus orígenes se remontan a diferentes civilizaciones. Los árabes la conocían como Al-Buxaressa.  La incluyeron dentro del término de Iznatoraf y fue conocida por sus carreras de caballos y artesanía. Posteriormente en época cristiana, el nombre de la localidad fue Moraleja. En 1396 Pedro Tenorio la solicita al arzobispado de Toledo. De ahí su actual nombre, «villa nueva del Arzobispo». Otro dato de interés, es que en la Guerra de la Independencia, sirvió de refugio de combatientes.

Iglesia de San Andrés - Villanueva del Arzobispo

La localidad cuenta con varios monumentos de maravillosa factura. Comenzaremos por la Iglesia de San Andrés. Una parroquia preciosa construida en el Siglo XVII sobre una antigua fortaleza medieval. Muestra de ello es una estructura particular, a medio camino entre lo militar y lo religioso, y muestra de ello es que todavía se conservan parte de sus 4 torreones, uno de ellos es el campanario de hecho. Remontándonos más atrás, hay constancia de que en la parroquia originaria fue bautizado Fray Domingo de Val­tanás. El estilo de la portada es claramente barroco contando con un arco de medio punto sobre im­postas entre pilastras y con la representación de la heráldica del obispo don Sancho Dávila. Interiormente posee una planta cruciforme, cubierta de bóveda de cañón, crucero, coro al inicio y varias capillas entre sus contrafuertes. Destaca su retablo barroco de 1750, creado bajo el episcopado de Fray Benito Marín, reformado posteriormente, y que conserva dos pinturas originales, las del segundo cuerpo, representando a San Juan Bautista y San Sebastián.

Otro templo precioso es la Iglesia de la Vera Cruz levantada en el Siglo XVII. Más sencilla y sobria, cuenta con una sola nave. Esta consta de varias capillas. Se encuentra cubierta toda la nave por tramos con bóvedas de arista y cañón. Su capilla mayor está cubierta con media naranja sobre pechinas y en ella destaca su maravilloso retablo en el que encontramos por una hermosa talla de Crucificado firmada por el gran Mariano Benlliure.

Fuensanta - Villanueva del Arzobispo

Siguiendo con la riqueza en templos de la localidad, también haremos mención al Santuario de la Virgen de la Fuensanta. Se ubica fuera de la localidad, y aloja  a la patrona de la Sierra de las Villas, la cual ya data de la época  de Alfonso X el Sabio, nombrando a la Virgen en sus cantigas. En el exterior aparecen de dos torreones a ambos lados de la iglesia y que hacen pensar un uso militar en el pasado. El interior se divide en tres naves, dividida por ocho arcos ojivales y capiteles con motivos vegetales datados del Siglo XIV. La nave central consta de una cubierta con bóveda encamonada de medio cañón. Destacan tres retablos, construidos en el Siglo XVIII, que decoran la capilla mayor. La principal da paso al mayor se abre al camarín de la Virgen con preciosa decoración de yeserías obra de Hurtado Izquierdo.

Por último mencionaremos el Convento de Santa Ana perteneciente a la orden de las madres dominicas y que fue fundado por Fray Domingo de Valtanás en 1540. Posee una estructura monacal y en torno al cual encontramos un precioso claustro con galerías adinteladas y  arcos de medio punto a lo largo de toda la planta baja. La parroquia, ubicada en la parte norte del monasterio junto a la muralla, consta de una sola nave subdividida por estribos en cuatro tramos. Si miramos hacia arriba, observamos una cubierta con una falsa bóveda de cañón. Como dato interesante, en el refectorio aún se conservan unos murales pintado en 1584.

En definitiva, a un paso de Úbeda y Baeza, esta localidad nos regala un maravilloso paseo por sus calles y monumentos. No te la pierdas.