La comarca de JaénOtras ciudades que visitar

Torredelcampo

Imagen general de Torredelcampo

Se trata de un bonito municipio cercano a la capital, 11 km de distancia,  con un paisaje a caballo entre las escenas de la campiña con los relieves de la sierra.

Aunque los asentamientos más antiguos de la zona alcanzan a la época calcolítica, los primerios indicios de ocupación son los íberos. De hecho posee de por si el esquema de un asentamiento íbero  a posteriori durante la época romana. Siguiendo este marcado rasgo íberico, cabe la posibilidad de una estrecha relación con el oppidum ibérico de Cerro Miguelico.  Tras sufrir gran crisis de población entre los siglos I y II D. C., se cree que es abandonado, trasladándose parte de su población a asentamientos más cercanos a la zona de Torredelcampo. Posteriormente ya en 1228, cuando Martos fue entregada definitivamente a la Orden Militar de Calatrava, fortalezas y núcleos poblacionales de la zona se convierten en grandes enclaves fronterizos de defensa.

Ya durante el gran rey Fernando III, con una gran presencia histórica en la Provincia de Jaén, esta aldea quedaría bajo los dominios de su realengo y el Concejo de Jaén. Este hecho da paso a diversos conflictos durante el Siglo XV. Una vez desaparecida la la frontera con el reino de Granada, comienzan los intentos de separarse del Concejo de Jaén. A pesar de ellos no logra la separación de Jaén hasta el 1804 coincidiendo con la entrega del título de villa del monarca Carlos IV. Y de ahí hasta nuestros días.

Castillo del Berrueco web - Torredelcampo

Como recursos monumentales de la ciudad destacan varios enclaves, pero sobre todo la Iglesia de San Bartolomé. Aunque la antigua parroquia de San Bartolomé debió ser pequeña, a mediados del siglo XVI comienza la construcción de un templo mayor con una nueva capilla mayor por el maestro Francisco del Castillo el Viejo, terminando Benito del Castillo las obras. El templo se esquematiza en 3  naves con planta cruciforme. Hay partes de la misma que desaparecieron como consecuencia de la Guerra Civil. El templo posee 2 dos portadas. La principal cuenta con una hornacina con la imagen de San Bartolomé y también con un arco de medio punto finalizado por un frontón triangular. La otra portada, en la zona lateral, es posterior, y cuenta con un frontón triangular partido también adintelado. La torres posee un escudo del Obispo don Sancho Dávila y Toledo (1600-1615).

Además cuenta con numerosos restos de torres y fortalezas, tales como el Berrueco de origen Musulman, la Tore de la Muña, la Torre de la Aldehuela o El Castil.

Otro precioso enclave de la provincia que puedes visitar en tu escapada a tierras jiennenses.