Otras ciudades que visitarSierra Mágina

Pegalajar

Charca de Pegalajar

Se trata una población cercana a la capital y que se encuentra dentro del Parque Natural de Sierra Mágina. Es conocido por su aceite de oliva virgen extra, por su gastronomía y por ciertos atractivos turísticos como es su «charca». Su nombre puede tener origen del latín pagus (pueblo, aldea) y del árabe al-hayar (piedra). El conjunto se podría hacer traducido a lo largo del tiempo como vega pedregosa o peña de la vega.

Los orígenes de la población se entroncan con el periodo de la Edad del Bronce, 2000 a 2.500 a C, gracias al asentamiento encontrado en la Cueva de los Majuelos. Este no es la único, ya que existen otros descubrimientos prehistóricos. Es el caso del Cerro de la Torre de la Cabeza con pinturas rupestres. En los textos, las primeras anotaciones sobre la localidad llegan hasta el Siglo X en la obra del geógrafo Al-Muqadasi. Durante la ocupación islámica tenía un papel determinante en la protección defensiva de la zona hasta que Fernando III la libera en 1244 quedando bajo la tutela de Jaén . En adelante, la población se verá afectada por diferentes conflictos nobiliarios siendo ganador de estos el Condestable Iranzo. Más tarde, en 1559 se le otorga la carta de villazgo mediante Privilegio Real, lo que viene a suponer una fructífera y exitosa época para la ciudad coincidiendo con la construcción de una nueva iglesia. Como en otras localidades de la zona, durante el Siglo XVII cae en una crisis demográfica y económica.

arco de la encarnacion - Pegalajar

Dentro de los recursos monumentales del municipio, encontramos la Torre de la Cabeza en una de las atalayas de la localidad. Se construyó sobre los restos de un asentamiento musulmán. Continuando con los emplazamientos defensivos, mencionamos el Castillo situado en la ladera de la serrezuela. Aún conserva restos de muralla entre las casas. En el pasado contó con varios recintos, de época musulmana y cristiana. Especialmente reseñable es el Arco de la Encarnación que fue puerta principal de entrada. Cuenta con una forma de un arco apuntado y encima del mismo la heráldica de Fernando III. Por desgracia el castillo de Pegalajar fue demolido en la última parte del siglo XVI para construir sobre él la iglesia de la Santa Cruz y solo se preserva una torre, que se piensa que fue la torre del homenaje del alcázar.

iglesia de pegalajar - Pegalajar

Así pues de este Castillo surge la Iglesia de la Santa Cruz, Bien de Interés Cultural, ideada y construida por Alonso Barba en el Siglo XVI. Muy sencilla y austera en el exterior, su entrada consta de un arco de medio punto sobre impostas, entre pilastras toscanas. En el interior cuenta con una nave cubierta con bóveda de cañón , además de capillas hornacinas separadas por estribos. Destaca también el campanario  y el retablo barroco del altar mayor ya del siglo XVIII.

Otros emplazamientos de interés son el Ayuntamiento, que data del Siglo XVIII, la Cueva de Aro, la Cueva de los Majuelos, la Ermita de la Virgen de las Nieves, la Charca, que se llena con las aguas del nacimiento de la Fuente de la Reja, o la Plaza de toros de 1919.​

Un precioso pueblo, muy cerca de la Autovía A4, que bien merece una parada en el camino para disfrutar de la belleza de sus calles y sus gentes.