Leyendas e historias

La leyenda de la conquista de Baeza

leyenda de baeza - La leyenda de la conquista de Baeza

Al igual que la leyenda de la Cruz de la Asomá, que puedes encontrar en el apartado dedicado a leyendas e historias de nuestra web,  también existe otra historia asociada la conquista cristiana de la ciudad de Baeza.

Derivado de un imprevisto político, el Rey Alfonso VII desarrolla a una gran expedición en 1147 para intentar controlar Almería. Tenía como objetivo un mejor control de las rutas marítimas y el pirateo. La expedición se forjó en Toledo y avanzó hacia el sur ocupando y recuperando aquellas localidades por las que pasaban, Andújar,Baños de la Encina, y también Baeza.

Rey Alfonso VII - La leyenda de la conquista de Baeza

En este contexto se enclava la leyenda sobre la conquista de Baeza. En concreto habla de la aparición de San Isidoro de Sevilla al Rey. Esto ocurre la noche anterior a la gran batalla. En esa aparición, el santo le promete que estará al lado del rey, guiándolo y apoyando en la dirección de la contienda. En el sueño le sugiere la confección de un pendón que guíe a sus tropas en la batalla hasta la victoria. Algo que ocurriría y que tiene como resultado la entrega de Úbeda y Baeza por parte de los árabes, a cambio de no tocar Jaén. El pendón debía ser  de fondo morado con el santo blandiendo la espada y enarbolando la cruz. Y debía ser colocado al frente de las tropas para que todo aquel que entrara en batall pudiera verlo.

El Rey se sentía pleno de orgullo y gratitud hacia el santo, por lo que decide en  agradecimiento crear la Real Cofradía del Pendón de San Isidoro en la colegiata de San Isidoro de León, que custodiaba el pendón de las tropas cristianas utilizado en el asedio de Baeza.

En la actualidad esta cofradía aún continua existiendo y sigue custodiandolo.

Una vez conseguidas ambas plazas, el ejército se dirigió hasta Almería, llegando a ella, asediándola y conquistándola a finales de 1147. Fue una campaña triunfal.

Si te ha gustado la leyenda, en nuestras visitas guiadas por Úbeda y Baeza te contaremos algunas más. Todo ello sin perder la perspectiva histórica y monumental de la actividad.