Leyendas e historias

La Cruz de la Asomá

Cruz de Baeza - La Cruz de la Asomá

Esta leyenda tiene una ubicación muy especial en la ciudad de Baeza. Su protagonista es el emplazamiento conocido como la Cruz de la “Asomá”. Se trata de un pequeño monumento en  a la forma ubicadade cruz a la salida de Baeza, hacia Begíjar, y cuya construcción rememora este episodio histórico – milagroso. Esta es su historia.

Se cree que ocurrió durante el asedio de Baeza, producido en época de Alfonso VII. La población estaba sufriendo mucho, ya que el asedio estaba siendo contundente y duraba ya varios meses. Los habitantes morían o bien escapaban como podían del cerco. Apenas había alimentos y agua. Todos se encontraban desesperados. Su única esperanza era la llegada del Rey en su auxilio.

La población fue diezmada hasta que solo quedaron poco más de 10 habitantes. Aunque eran valientes y estoicos, decidieron escapar. Pero antes de huir idearon una estratagema para distraer y confundir a los musulmanes. Colocaron las herraduras de sus caballos al revés, para que los atacantes creyeran que eran diez caballos entrando a la ciudad en vez de diez corceles huyendo.  Tuvieron éxito. Huyeron sin ser vistos, y a la mañana siguiente, los moros al descubrir el rastro de los caballos en dirección a la ciudad, pensaron que habían recibido refuerzos. Esto hizo retrasar su siguiente ataque.

Así pues, los diez cristianos pudieron escapar. Descansarone un cerro, a pocos kilómetros de la ciudad, una vez pensaron que estaban a salvo. Pero curiosamente, a lo lejos, vieron una luz brillante en la ciudad que acababan de dejar. Parecía como una cruz luminosa. Si, era una cruz. Esta imagen la  interpretaron como una señal, los envalentonó y, a la noche siguiente, deshicieron el camino y entraron de nuevo en Baeza. Obviamente habían cambiado de nuevo las herraduras y ahora sí, apuntando a Baeza, dejaron un rastro de entrada. Los árabes pensaron de nuevo que nuevos refuerzos entraban en la ciudad.

Gracias a ello, la ciudad aguantó el asedio y consiguieron sobrevivir hasta la llegada de los refuerzos. La Cruz Iluminada, la Cruz de la Asomá, hizo que Baeza aguantará el asedio.

Es por ello que está Cruz simboliza el ingenio, la fuerza y la valentía de la ciudad de Baeza.