Historia de las ciudades

El papel de la mujer a lo largo de la Historia I

mujer historia - El papel de la mujer a lo largo de la Historia I

Uno de los temas que salen a relucir en cada una de las visitas guiadas tanto a Úbeda como a Baeza, es el papel de la mujer en los diferentes periodos históricos, ya que nos han vendido que su papel quedaba relegado a la maternidad y al hogar. Siempre se dice, que la historia se escribe por el bando ganador y es cierto, ya que no es que las mujeres no apartaran talento al devenir de la historia sino que no ha quedado reflejada como debería.

En este tiempo he escrito varios pequeños artículos que arrojaban luz a temas controvertidos como “las mujeres en los gremios” o “las mujeres universitarias”. En este caso y en una serie de dos artículos intentaré reflejar como vivían las mujeres en los diferentes periodos históricos y según su condición social. Hubo muchas mujeres que intentaban avanzar en un mundo de hombres y gracias a su esfuerzo y tesón las cosas fueron cambiando poco a poco, dando lugar a la sociedad de hoy en día en la que aún hay desigualdades en las que debemos seguir avanzando.

Comenzamos hablando de la Prehistoria, en la que la organización según lo encontrado en los yacimientos arqueológicos, es que ellos se dedicaban a la caza y ellas, a la agricultura y recolección. Con lo descubrieron las propiedades medicinales de las plantas, también aprendieron a secar, mezclar y almacenarlas. Encargándose además de trabajar y hornear el barro, dando lugar a la cerámica. Trabajaron esmaltes y consiguieron dar origen a la ciencia química.

Tanto en Egipto como en Mesopotamia, las mujeres gozaban de cierta igualdad con respecto a los hombres. Ya que tenían libertad de movimientos, acceso a la educación, andaban libremente por la calle, compraban y vendían, podían heredar e incluso ejercían diferentes profesiones y participaban de la vida pública de las ciudades. Mientras que las campesinas trabajaban duramente en los trabajos del campo.

Por el contrario en la Antigua Grecia el papel de la mujer queda en el hogar, prácticamente no salían a la calle, ya que la compra la realizaban las esclavas. Se las educaba para el trabajo doméstico, a hilar y tejer. También a tocar la lira. Pero su formación concluía cuando el padre le concertaba el matrimonio. Pasaba de pertenecer al padre a ser de su esposo. Gozaron de cierta libertad las espartanas que estudiaban música y practicaban deportes de forma profesional e incluso algunas fueron poetisas.

Las mujeres romanas tenían algo más de libertad, podían pasear por la calle, acompañadas pero no participaban en la política. Tenían acceso a la educación; aprendían canto, a recitar poemas, matemáticas y costura. Era una sociedad esclavista, las esclavas romanas no tenían valor, podían ser vendidas, compradas, maltratadas y dedicadas a la prostitución. Un hecho de gran valor, es que en diferentes ocasiones las romanas tomaron las calles para defender sus derechos contra leyes que restringían la posesión de joyas o el usar determinados vestidos.

En la Edad Media, las mujeres trabajaban para mantenerse ellas y a sus hijos, eran las encargadas de cuidar a los enfermos, la casa, los hijos y el campo. E incluso de sirvientas para las señoras de clase alta. Había un trabajo bien clasificado dentro de las casas nobles. Se ocupaban de los talleres de hilado y tejidos de los castillos. En la mayoría de ocasiones se dedicaban a oficios relacionados con textil pero también elaboraban pan y cerveza, teniendo pequeñas tiendas de alimentación.

El matrimonio sigue siendo convenido por el padre, el novio pagaba a este una cantidad en concepto de dote. Pero en algunos países en ausencia del marido podían tener tierras, contratar, hacer testamento. Las mujeres no podían entrar en los gremios, salvo si era maestro y este moría sin edad de su hijo varón para sucederlo. Las mujeres que no contarían matrimonio o quedaban viudas podían tomar los votos en un convento.

En el próximo articulo trataremos la Edad Moderna y contemporánea y seguiremos ligándolo con el contexto de las visitas guiadas a Úbeda y Baeza.