Exterior de la Iglesia y convento de la Santisima Tinidad

Convento e Iglesia de la Santisima Trinidad

Publicada en Publicada en Qué ver en Úbeda

Los Trinitarios Redentores Descalzos se instalan en la ciudad de Úbeda, tras la conquista al pueblo musulman por parte de Fernando III El Santo y establecieron su convento en la zona extramuros de la ciudad. Seguramente la primera construcción debió situarse aprovechando la modesta Ernita de San Sebestián. Esta primera construcción fue arrasada por Pero Xil en 1368.

A lo largo de la historia ha sufrido varios hundimientos, el nuevo templo data de 1745. Tras las desamortizaciones los monjes fueron expulsados y el convento convertido en un Colegio de primaria y en la Oficina de Correos.

Exterior de la Iglesia y convento de la Santisima Tinidad

El convento tenía tres claustros, dispuestos a diferentes alturas. Se accede al claustro mayor por una sencilla portada, fue labrado a finales del siglo XVI por el cantero Juan de Alarcos y fue restaurado en el siglo XVIII. Presenta doble arcada de medio punto, decoradas con diferentes escenas de caracter religioso. Destacan en él diversos altares en piedra, asi como la escalera en uno de los ángulos del patio. El segundo claustro de menor tamaño, no se conserva integro y cuya decoración en este caso es, a base de motivos geométricos.

Patio del Convento de la Santísima Trinidad en Úbeda

Para acceder al templo exísten dos portadas, la del oeste presidida por una gran escalinata y la sur, a la que subimos por una rampa. Ambas muestran decoración barroca de movimientos ondulantes y geométricos, en un caso con los escudos trinitarios y en la otra, con la escena de la Trinidad. Debemos fijarnos además en su torre, situada en la esquina y que consta de cuatro cuerpos, los bajos rectangulares y el superior octogonal, rematado por un chapitel.

Torre de la Iglesia de la Trinidad en Úbeda

El interior pertenece al siglo XVIII, el maestro de obras fue Pedro del Rio y según los especialistas sigue los modelos barrocos madrileños. Con planta de salón, dividida en tres naves de diferentes alturas y anchuras, con gruesos pilares decorados con pilastras corintias de origen gigante. La cubierta central se cubre con bóveda de medio cañón con lunetos y la zona del crucero con bóveda de gajos, con decoración vegetal. A los pies del templo se situa la tribuna. El altar mayor quedaba presidido por un impresionante retablo barroco, actualmente desaparecido, y que como una decoración muestra al Cristo de la Expiración, realizado por el gaditano Juan Luis Vasallo.

Altar de la Iglesia de la Trinidad en Úbeda

Recomendamos a todo aque que visite Úbeda que haga una parada en este interesante templo, situado en pleno centro de la ciudad y junto a la Plaza de Andalucia.