431px Saint John of Ávila 215x300 - SAN JUAN DE AVILA Y SU ESTANCIA EN BAEZA

SAN JUAN DE AVILA Y SU ESTANCIA EN BAEZA

Publicada en Publicada en Personajes ilustres de las ciudades

Es necesario comenzar hablando de sus primeros años y su formación para comprender como influye en su labor al frente de la Universidad baezana y en su obra.

Nacido en Almodóvar del Campo en enero del año 1500, con ascendientes judíos, deja sus estudios de Leyes en Salamanca por la implantación del Estatuto de limpieza de sangre, requisito indispensable para cursar estudios universitarios en esa época. Siendo Alcalá de Henares donde estudie Artes y Teología desde 1520. Tras ser ordenado sacerdote se traslada como misionero a América, poco después su compañero Fernando de Contreras (quien lo acompañaba en dicho viaje) le hablará de la labor evangelizadora en Andalucía en donde llega a convertirse en el apodado: “Apóstol de Andalucía”.

Durante el proceso en el cual se vio juzgado por la Inquisición y absuelto le sirve para redactar su obra Audi Filia, publicada en Alcalá de forma clandestina en 1556, llegó a ser un compendio de la ascética y que consiguió los elogios de Felipe II y el Arzobispo de Toledo, Cardenal Astorga.

Su labor en Andalucía comienza en 1535, con su llegada a Córdoba. Tres años más tarde es llamado a Baeza por el obispo Don Rodrigo Lopez para fundar la Escuela General, convertida por Paulo III en Universidad, teniendo en 1549, la primera colación de grados. Las separa en: Escuela de primeras letras, Escuela de mínimos, menores y mayores para Latín, Griego y Hebreo y para los que deseaban ordenarse, las facultades de artes y teología, con la intención de potenciar el estudio de la teología por el clero secular.

Nace del afán por formar hombres cristianos, instruir sacerdotes, y conseguir predicadores para divulgar la palabra de Dios. En ella los alumnos recibían no solo formación intelectual sino que se impartían seminarios, llegando a la fusión viva del humanismo con la fe y práctica cristiana. Siempre trató de revitalizar la cultura religiosa del pueblo, comenzando por los principios básicos de la fe, orientada a la vida.

La Universidad de Baeza fue original, innovadora y de corte liberal. De ahí que se encuadre dentro del humanismo de vanguardia y que llamaron “Teología positiva”, en la cual se estudia la Biblia y los Santos Padres, el método pedagógico seguido y fomentado por Juan de Ávila era dar importancia a la participación activa del alumno, usando la rima y la repetición para fijar el texto en la mente de los alumnos.

De Baeza saldrán sus alumnos predilectos, hablamos de Perez Valdivia, de Loarte o de Jerónimo de Prado continuadores de su fe y de obra. Muere en Montilla, continuando su labor evangelizadora, esa que le llevaria a ser Beatificado por León XIII y Canonizado por Pablo VI, y nombrado Doctor de la Iglesia en 2012 por el Papa Benedicto.

 

431px-Saint_John_of_Ávila