Jorge Manrique, su encarcelación en Baeza.

Publicada en Publicada en Personajes ilustres de las ciudades

Este genial poeta está ligado a la historia de Baeza en una etapa de su vida conozcamos algo más sobre su vida y obra.

No se sabe a ciencia cierta donde ubicar el lugar de su nacimiento si en Paredes de Navas (Palencia) o en Segura de la Sierra (Jaén) y tampoco es segura la fecha del mismo que sería entre 1432 o 1444. Se piensa que su infancia trascurre en Segura de la Sierra, por ser cabeza de la encomienda que administraba su padre el maese Rodrigo Manrique.

Por su vida, dedicada al oficio militar, y por su obra poética, una de las cumbres de la poesía castellana de todos los tiempos. Sin duda alguna, se trata del más acusado prototipo del caballero literato medieval.

Lo que es seguro es que asumió la línea de actuación política y militar de su familia, combatió a los musulmanes, se enfrentó a Enrique IV de Castilla y apoyó a los Reyes Católicos en su subida al trono.

No solo participa en ese tipo de batallas contra o a favor de la monarquia sino que se ve inmerso en luchas de bandos que aún no habían acabado en el sur de la panínsula. En su itinerario militar participa en la lucha acontecida en baeza entre Juan de Benavides, a quien le ligaban intereses de linaje, y Diego Fernandez de Córdoba, mariscal de Baena.

Debió de ser duro tener que elegir entre la ayuda a su linaje y la desobediencia a los reyes. Tan duro seria ese desacato a la monarquía como su encarcelación en Baeza, durante unos meses, ya que en octubre fue públicamente excusado de tan ingrato hecho, después de la redacción de un cartel de desafio a todos aquellos que osasen acusarle de culpable. Tras la reconciliación con los monarcas, lo nombraron uno de los ocho capitanes de la Hermandad, concretamente la capitania de Toledo.

La Obra poética de Jorge Manrique que ha llegado hasta nosotros es escasa, está formada por 49 poemas, aunque puede ser que escribiera aún más y se halla perdido. Sin duda su obra más importante son, Las Coplas a la Muerte de su Padre, compuesta por una colección de 40 coplas dobles de pie quebrado. Donde expresa el poder igualatorio de la muerte que no respeta a nada ni nadie. Y donde recoge el sentido religioso de su época sobre la brevedad de la vida en el mundo y lo transmite a la poesía española posterior. En estos poemas no hay desesperación, sino todo lo contrario: serenidad, dignidad de expresión, sencillez que dan al poema una gran emoción.