Presentación11 - Francisco de los Cobos y Molina

Francisco de los Cobos y Molina

Publicada en Publicada en Personajes ilustres de las ciudades

Nacido en Úbeda en 1477 dentro de una familia noble pero de pocos recursos económicos. Hijo del regente de la cuidad Diego de los Cobos y Catalina de Molina. Avanzo con paso firme hasta conseguir ser la mano derecha del rey Carlos I, labor que continuo ejerciendo con Felipe II, hasta su muerte en su ciudad natal en 1547.

Presentación1

Su tío Diego Vela Allide le proporcionó su primer trabajo como parte del servicio. Así paso de una familia a otra, fue consolidando su posición a escribano de cámara y publico. Poco a poco fue nombrado Contador Mayor de Granada y regidor de esta ciudad y de Úbeda. Francisco viaja a Flandes tras la muerte de Fernando el Católico, tras esto será nombrado secretario del rey Carlos I en 1516. El citado monarca tenía un carácter muy reservado por lo que no depositaba su confianza en cualquiera, hecho que consiguió de los Cobos.

En años sucesivos su posición siguió mejorando siendo el principal asesor del rey en cuestiones españolas, a esto debemos sumar su matrimonio con María de Mendoza, perteneciente a una de las familias de mayor prestigio del panorama castellano. Otros de los cargos fueron Consejero de Estado, comendador mayor de León, adelantado de Cazorla, señor de Sabiote y contador mayor de Castilla. Sus últimos esfuerzos pasaron por intentar sacar la economía castellana de las primeras dificultades.

Presentación2A lo largo de su vida ejerzo una labor de mecenazgo y apoyo al arte, más que por devoción al arte por sino una clara intención de acumular obras valiosas. Curiosidad que queda patente en el documento de Mayorazgo (inventario de los bienes que cede a su hijo primogénito) en el que no se lega ni una sola obra artística, a pesar de existir en su haber una ingente colección de arte.

A este personaje Úbeda le debe gran parte de su nombre en el mundo y por ello se le tiene en tanta estima en la ciudad. En nuestras visitas guiadas a Úbeda le otorgamos el lugar que se merece en la historía para que el turista conozca la importancia que tuvo en su época y que pedura hasta nuestros tiempos.