Jódar

Publicada en Publicada en Otras ciudades que visitar

Los orígenes de Jódar son muy antiguos, seguramente, al Calcolitico. En el mundo ibero queda relacionado con el oppidum de Úbeda La Vieja, e incluso las fuentes musulmanas la citan como una aldea a los pies de la montaña y dotada de una fortificación con valor estratégico. Esta ciudad cada vez crecería más y se iría protegiendo más, tendría una muralla, una alcazaba y una mezquita aljama de tres naves.

panorámica de Jodar

Pasa a manos cristianas hacia 1229, siendo uno de los núcleos más importantes en la frontera con Granada. Fue uno de los señoríos de Sancho Martinez de Xódar. Alfonso X le cede el título de Villa Leal, además del Fuero de Lorca, lo que ayuda a su repoblación. Mediante matrimonios pasa a manos de Sotomayor, que la vende en el siglo XIV al ubetense Ruy López Dávalos, Condestable de Castilla. Al caer este en desgracia, Jódar pasa a manos por concesión de los Reyes católicos, a Sánchez de Carvajal. Siendo con Felipe II, concedido a sus herederos, el marquesado de Jódar.

Los enfrentamientos entre Carvajales y Benavides en Baeza, hacen que se incendie su Castillo a principios del siglo XVI, momento de mayor florecimiento de la Villa, que llega a extenderse más allá de su muralla. Auge que pierde un siglo más tarde y que en el siglo XVIII, recupera gracias al cultivo del olivo y del esparto.

Toda esa historia se ve reflejada en dos de sus monumentos más representativos, comenzaremos por su Castillo. Del que no conocemos su fundación exacta pero que se encuentra situado sobre una peña. Crónicas de la época la describen con una plaza de armas en la que hay dos grandes torres, la Nueva y la Vieja, diversos aposentos, una capilla, una bodega, un palomar. La Torre Vieja o del Homenaje, es cuadrada, de tres plantas y con saeteras. De ella se conservan además estucos mudéjares y bóvedas vaídas del siglo XVI. La Torre Nueva, es del siglo XIII, hoy utilizada como sala de usos múltiples. Junto a la muralla y la torre se encuentra la Puerta del Aire. El recinto exterior del castillo ha sufrido grandes daños al utilizarse como cantera, y prácticamente solo se conservan restos del cerramiento de muro Este, además de algunos arcos y torres.

jodar1905Continuamos con la Iglesia de la Asunción, construida sobre la primitiva mezquita aljama. Se trata de una construcción del siglo XVI, con piedra de la cantera de Bedmar y siendo sus maestros canteros Gaspar y Francisco Salazar. Presenta en la nave central tres capillas con hornacinas abiertas a cada lado, cubiertas con bóvedas de cañón casetonadas. La primitiva capilla mayor fue transformada por Juan Consuegra en el siglo XVIII y más tarde se construirá el actual crucero y la capilla mayor. El crucero se cubre con una cúpula sobre pechinas, decorada con los evangelistas. También de cuidada decoración la capilla de San José. La fachada corresponde al estilo neoclásico predominante en el siglo XIX. Compuesto por un vano adintelado con luneto en la cornisa, frontón triangular con tacos sobre el que descansa una cruz y a ambos lados, óculos con guirnaldas. La torre del siglo XVII presenta los escudos de los obispos.

A lo que podemos sumar otros edificios de interés monumental, como la Ermita del Santo Cristo y obras de arte de cierto valor artístico e histórico, de los que el visitante puede disfrutar en su ruta por la provincia de Jaén.