Muralla de Ibros

Ibros y su muralla ciclópea

Publicada en Publicada en Otras ciudades que visitar

A tan solo unos kilómetros de Baeza queda situado Ibros, en la que se conservan unos restos prehistóricos de interés para todo aquel que visite las ciudades Patrimonio Mundial.

Se piensa que su nacimiento es de época íbera, podría tratarse del antiguo Ibes o Ibris de los Oretanos. Tras la conquista cristiana queda dividida en jurisdicciones. En el siglo XVI, el Señorío contaba solo con solo 38 habitantes, que más tarde pasaron a formar parte de Baeza.

Aquí podemos ver uno de los monumentos más emblemáticos de la provincia, la Muralla Ciclópea. Se trata de los restos de una gran construcción, que podría quedar datada en el IV a C. Estas murallas junto con la Ermita de Torredonjimeno, constituyen las muestras más antiguas de fortificación de la provincia de Jaén. Formaban parte de un recinto cuadrangular, del que tan solo se conservan dos fardos, ensamblados sin mortero y con unos sillares de grandes dimensiones.

Muralla de Ibros

Y junto a esta construcción megalítica, debemos hablar de la Iglesia de San Pedro y San Pablo, mandado edificar por el Obispo Don Francisco Hurtado de Mendoza. Se piensa que fue construida hacia 1530, tiene una sola nave, con capillas en nicho y bóveda de cañón rebajada, sobre arcos fajones que reposan sobre pilastras.

La capilla mayor queda precedida por un gran arco toral con las armas del Obispo Don Antonio Brizuela, en su clave. Dicho espacio fue modificado a lo largo del silo XVIII, ya que se convirtió en el enterramiento de Pedro Pablo López de los Arcos, sargento mayor de la Puebla de los Ángeles en Nueva España, quien costea su decoración.

Cubre el presbiterio una curiosa bóveda seudoval sobre pechinas, con una bella decoración pictórica, realizada en la segunda mitad del siglo XVII, representa a uns Gloria presidida por la Santísima Trinidad y la Virgen Coronada, secundada por un cortejo de vírgenes, mártires y santos. Del retablo mayor solo se conserva el ático, ejecutado por Manuel Pancorbo y Antonio Clavijo. Presenta tres calles separadas por columnas salomónicas, con la imagen del crucificado.

Interior de la iglesia de Ibros

De su exterior, a un lado la torre- campanario, de cuatro cuerpos y cuerpo de campanas achaflanado con pináculos en sus esquinas y su portada Sur, muy sencillas, con un arco de medio punto enmarcado por columnas sobre plinto y dovelas rehundidas.

exterior de la iglesia de Ibros

Seguimos descubriendo localidades de la provincia de Jaén para facilitar al viajero su camino. No dejes de visitarnos.