Alcalá y sus monumentos religiosos

Publicada en Publicada en Otras ciudades que visitar

Pero Alcalá no es solo el Castillo y su entorno, sino que en la zona de ampliación a partir del siglo XVI, encontraremos otros muchos monumentos de carácter civil y religioso, en este caso nos quedamos con este último caso.

iglesia consolacionLa Iglesia de la Consolación, templo que acogió la nueva sede de la Iglesia Abacial de la Mota, conocida como Iglesia de Santa Maria la Mayor. La Virgen de las Mercedes patrona de la localidad tiene su sede en ella, lo que la convierte en gran iglesia de Alcalá. Iglesia fundada en el siglo XVI y de construcción muy lenta debido a la escasez de recursos. Trabajó en ella Ginés Martinez de Aranda. El siglo posterior se reanudan las obras en la nave, cubierta, crucero y capilla mayor, bajo la dirección de Juan de Aranda, a él atribuyen además la fachada, de esquemas manieristas. En el siglo XVIII, finalizan la sacristía, el claustro y la capilla mayor y a finales de dicho siglo, la torre que contrasta estilísticamente con el resto del templo.

La iglesia tiene planta de cruz latina inscrita en un rectángulo, cubierta con una gran bóveda de ladrillo enlucida con mortero, simulando sillería de piedra. Queda dividida en cinco tramos mediante arcos fajones, que descansan sobre los contrafuertes exteriores. Entre los contrafuertes se levantan pequeñas capillas laterales, decoradas con bellos retablos barrocos. El retablo de la Capilla Mayor fue realizado en el siglo XVIII, por Francisco Antonio Vidaurre.

Posterior y más sencilla que es la anterior, es la Iglesia de las Angustias, sigue el modelo de El Sagrario de la Catedral de Jaén. De planta de salón, con estrechas hornacinas de medio punto con balcones, en sus lados mayores, que se une a la capilla mayor por un gran arco triunfal. Merece ser nombrada su bóveda esquifada con linterna central, recorrida por una balaustrada. A los pies se ubica el gran coro. Aquí se conserva el Retablo de Santo Domingo, de la antigua iglesia de Santo Domingo, hoy en ruinas. Queda dividido en tres calles, en la central se representa al citado santo y en las laterales a San Andrés, Santa Catalina, San Roque y San Juan Evangelista. De su exterior podemos destacar, el gran arco triunfal que acoge un arco de medio punto, decorado con la virgen titular, enmarcada por pilastras y un frontón, sobre el que aparece una espadaña-campanario, que vendrá a sustituir otra desaparecida en la Guerra Civil.

iglesia de san antonContinuando con la arquitectura religiosa, tenemos que hablar de la Iglesia de San Antón. Perteneciente al hospital del mismo nombre y fue levantada en el siglo XVIII, sobre la pequeña ermita del siglo XVI. De planta oval, con capillas laterales rectangulares. Al templo se adosa una sacristía hexagonal y una torre cuadrada con capitel bulboso. La fachada se divide en tres cuerpos, en la primera aparece la portada de arco de medio punto moldurado, flanqueado por pilastras. Sobre estese ubica una hornacina más nuevo juego de columnas, por último la espadaña adornada con aletones. La iglesia tenía tres retablos destruidos todos ellos durante la Guerra Civil.

Otra de las iglesias que nacieron de una ermita es la de Santa Ana, que sigue siendo el santuario de la antigua patrona de la ciudad. De planta rectangular, fruto de la unión de dos edificaciones de periodos diferentes. La capilla mayor de finales del siglo XV, cubierta por bóveda de crucería estrellada y decorada con frescos de temática floral, realizada a posteriori. En cuanto a la nave y la portada son de periodo renacentista. De todos los retablos que había en su interior tan solo se ha conservado el de Nuestra Señora de las Angustias, del que no conocemos autoría, la citada virgen se cobija en el primer cuerpo dentro de una hornacina.

La Ermita de San Marcos, es el primer lugar donde se instalaron los franciscanos antes de su traslado al convento de la Consolación.

ermita san marcos

De grandes dimensiones hacen de ella una de las más importantes ermitas de la localidad, ya que no es la única. Sus cubiertas son bóvedas de medio cañón con fajones y las que en la actualidad presentan cubierta plana, siguieron esta tipología antaño. La capilla mayor está dedicada a la Virgen de la Cabeza. Además del retablo de San Marcos.

No podemos finalizar el artículo sin mencionar, al menos, alguna de la arquitectura conventual que tiene Alcalá. Situado en el centro del Llanillo, tenemos el Convento de la Encarnación. Fundado en el siglo XVI y ocupado posteriormente por madres dominicas. De él destacamos su iglesia muy restaurada tras los daños sufridos durante la Guerra Civil, su claustro de dos plantas y la buena colección de niños Jesus que se conserva en su interior. Y para terminar el Convento de los Capuchinos, fundado en el siglo XVII y desalojado con la desamortización, convertido tras esto en vivienda particular. De monjas trinitarias, el Convento de la Trinidad, llegaron a este espacio tras el terremoto que acabo con su anterior emplazamiento. El mayor atractivo de este convento lo constituye la imagen del Niño Jesús del Coro, que forma parte del retablo que el día de reyes, las mojas exponen a todo aquel interesado.

No es poco atractivo el que tiene Alcalá La Real, que hace de ella un apetecible destino turístico, en el que aprender y apreciar el arte del renacimiento eclesiástico.