Carlos I de España y V de Alemania

Indumentaria y vida en el siglo XVI

Publicada en Publicada en Miscelanea

Continuando con la temática del artículo anterior, en este caso nos centramos en la indumentaria masculina durante los reinados de Carlos I y Felipe II, que como ya hemos citado en más de una ocasión, son los que abarcan el siglo XVI y el máximo apogeo de Úbeda y Baeza.

Al igual que en el caso de la mujer se da en un principio, en el reinado de Carlos I, se da el uso de modelos extranjeros y después se convertirán en referencia para el resto de países.

Carlos I de España y V de Alemania

Llevaban las camisas como ropa interior y sobre esta el jubón que llegaba por la cintura y calzas. Las calzas podían ser dobles o enteras pero empiezan a ponerse de moda las calzas-bragas y otras que se componían de medias y muslos. Y bajo estas los carpines, algo parecido a los calcetines de ahora. Como es lógico la influencia en el vestir masculino procedía de Alemania país de origen del rey. Eso si el jubón tenía un marcado carácter francés. Más tarde casi desaparece el sayo y tienden las piernas a quedar al aire. Se usará como sayo el coleto, sin mangas, con escote y hasta la cintura.

La ropa blanca tenía gran importancia durante el  siglo XVI, teniendo unos encajes de gran valor bolillo y de aguja bordados, presentan modelos geométricos.

En cuanto a la ropa de cubrir o sobretodos se usan modelos a la francesa, abiertos por delante, adornados con grandes mangas y cuellos. Van tocados con sombreros y gorras. Para los pies se usan zapatos y zapatillas con talón cubierto.

En el reinado de Felipe II, siguen usándose jubón y calzas, con bordados y trencillas. Las calzas ya no será enteras sino con muslos y medias. Las medias se realizan con aguja para que se adapten mejor al cuerpo. Se da mayor austeridad en el vestir, desapareciendo las grandes braguetas y apareciendo las lechuguillas, de las que ya hablamos en el anterior artículo. Se usará como prenda de cubrir el bohemio, con forma semicircular, hechos en terciopelo, con brocados y forro de piel vista. Los gorros de copa aplastada y con plumas. Y los zapatos de punta y en terciopelo.

Retrato de Tiziano

La mayor seña de identidad de la indumentaria a lo largo de este siglo es el uso del negro, como símbolo de la elegancia en el vestir.

Al igual que el conocimiento de la vestimenta femenina nos ayudaba a comprender mejor como vivían las damas y caballeros de la época y por ende de nuestras ciudades Patrimonio Mundial. Os dejamos dos imágenes de Francisco de los Cobos en diferentes etapas.

FranciscoDeLosCobosFrancisco_De_Los_Cobos

Si te ha gustado el artículo comparte con tus conocidos para ayudarnos a difundir la cultura y los modos de vida de Úbeda y Baeza.